Dado el ánimo fiestero que reina en este blog por la pronta realización de una nueva fiesta NNM; viene de perilla hablar sobre el reciente lanzamiento del nuevo disco de un grupo que se caracteriza por su múscia en extremo prendida y bailable: se trata de “Ta-Dah”, de Scissor Sisters.
Con un estilo que mezcla influencias como Elton John (a quien ellos mismos han declarado como su máximo ídolo, a lo cual él responde como su más ferviente fan), los Bee Gees, Queen y David Bowie; Scissor Sisters se presenta con melodías en las cuales el disco, el pop, el glam rock y el electroclash juegan a combinarse. El resultado: canciones que hacen dejar los pies en la pista.
La inspiración la obtuvieron de las alocadas noches de Nueva York y sobre todo de la cultura gay; a esto le agregan una estética evidentemente glam en su más recargado extremo: eclectismo, movimientos que median entre lo masculino y lo femenino y aspecto drogado; lo cual transforma sus teatrales shows en una oda al hedonismo y el glamour.
Dos años y medio se demoraron los chicos neoyorquinos en lanzar su segundo disco titulado “Ta-Dah” después de su exitoso primer album homónimo. En este último trabajo, siguen totalmente la línea que ya se les conocía. Pero, a mi parecer, en vez de evolucionar, retroceden un poco. Porque después de conocerles hits que combinaban los estilos antes nombrados como “Filthy and Georgeous” o “Comfortably Numb” jugándoselas con todo en una novedosa propuesta; en “Ta-Dah” da la impresión de que se relajaron un poco y se quedaron en el pop fiestero. Del bueno, del que de verdad dan ganas de bailar, pero sólo pop. Se extrañan los excesos y estilizaciones de su disco anterior que les otorgaban su sello inconfundible.
La honrosa excepción es precisamente la canción promocional del disco “I don’t feel like dancing”, la cual sí que está a la altura de los hits anteriores; pero lamentablemente lo que seguimos escuchando a medida que el disco avanza no causa mayor sorpresa.
Dato interesante es que este disco contó con la colaboración de Elton John y nada menos que del líder de Roxy Music Bryan Ferry, justo ahora que crecen los rumores de una posible reunión de la mítica banda.
No quiero crear malentendidos: “Ta-Dah”, es un buen disco. Si hubiera sido el primero seguramente ahora estaría escribiendo que apareció un original, interesante y novedoso grupo en la escena musical. Pero como es inevitable para los músicos que ya nos deleitaron una vez, las expectativas aumentan para sus trabajos siguientes.
Esperamos “I don’t feel like dancing” el 19 porque estaremos sintiendo justamente lo contrario ese día. Y les aseguro que Scissor Sisters nos complacerán nuestras ganas.