[vimeo 6073152]

Durante el pasado mes de julio la banda nacional This Co. tomó sus maletas y voló a Europa para tocar en Barcelona, Weimar y Berlín. Inexpertos, pero autogestionados, superaron todas sus expectativas y demostraron que todo es posible con actitud y organización. De hecho, a sus tres conciertos agendados desde Chile, debieron agregar uno extra, debido a la demanda del público europeo. Aquí un relato de lo que pasó en esta gira de This Co.

16 DE JULIO. BAR EL COL-LECCIONISTA, BARCELONA – ESPAÑA.

Eran las diez de la noche y este local ya estaba lleno. Entre la el público se encontrara buena parte de la historia del Rock & Roll chileno: ex Pinochet Boys, chicos de Familia Miranda y hasta una ex integrante de Luna in Caelo aplaudieron a una banda que lo dio todo en el escenario, de una manera aún más acalorada que de costumbre, ya que el dueño del local apagó el aire acondicionado durante la presentación. “Para encender los ánimos”, como dijo. La jornada se cerró con un par de canciones dedicadas al público, más una a Claudia, la gestora de esta primera fecha. Tras esto, a celebrar en un bar agradecido. Básicamente, “porque no vendía tanto trago desde hacía un buen tiempo”, en palabras de los integrantes de This Co.

24 DE JULIO. BAR ZUM FALKEN, WEIMAR – ALEMANIA.

Nuevamente eran las diez de la noche y –para sorpresa de los integrantes de This Co. por tanta puntualidad y expectación- la gente no paraba de llegar al local elegido para esta segunda tocata. Finalmente, resultó ser que Weimar -cuna de la Bauhaus, especialmente apreciada por los arquitectos de la banda- es una ciudad estudiantil que revienta cada fin de semana. Así las cosas, hubo lleno total en este bar, incluso con gente escuchando desde la calle. Tom, el dueño, un típico alemán oriental que no habla inglés y que no tiene la menor intención de tener un e-mail, quedó impactado con que la banda se haya tomado una botella de whisky como catering en vez del tradicional tecito. Esta exitosa e involvidable noche le dio pasajes a This Co. para tocar al día siguiente en la ciudad de Gaswerk.

25 DE JULIO. GASERK, WEIMAR – ALEMANIA.

Esta noche la cosa comenzó de manera compleja. Poco antes del incio de la tocata la banda no tenía backline. Solo contaba con una máquina de humo y una luz estroboscópica de 1.000 watts. Sin embargo, gracias a un par de llamadas de los oragnizadores, exactamente quince minutos más tarde, la banda cuenta con tres amplificadores y una batería. “No lo podíamos creer”, cuentan los integrantes de This Co., agregando que “esto fue una mezcla entre buena onda y diligencia, pero más que nada atornillar para el mismo lado y sacar las cosas adelante porque se tienen ganas, alegría y espíritu”. La banda destaca la ayuda que en esta jornada recibieron de parte de Felipe Kramm, su improvisado manager, quien –aseguran los músicos- “también colaboró en el aumento de las buenas anécdotas”.

27 DE JULIO. CAFÉ ZAPATA, BERLÍN – ALEMANIA.

A las cinco de la tarde de ese día This Co. realizó la prueba de sonido en este lugar. Antes de esto, los integrantes de la banda aprovecharon de conversar con Paulo, quien según palabras de los propios músicos “es una persona de verdad: expatriado, okupa, vigilado por la Stasi, melómano y dueño de uno de los referentes de Berlín”, quien además les facilitó “equipos, buena paga y acertados consejos”. Esta última tocata fue – a pesar del cansancio y la nostalgia anticipada de un viaje que se acababa- todo un éxito. Tanto así, que el duro público alemán no solo repletó el local sino que terminó pidiendo más de This Co.