“Los chicos quieren rock”, canta Pity Álvarez, personaje drogo por excelencia de la escena rockera argentina. Y yo también lo quiero, lo necesito. Cansado de encontrarme con bandas con buenas intenciones pero que no terminan de hacer un disco conciso, cansado de la falta de ideas y actitud. Cada vez es más difícil encontrarse con un trabajo que sacié la sed de rock, por ello y mucho más, Midnight Boom, tercer disco de The Kills, es de lo mejor de este primer semestre del 2008.
El dúo de indie rock formado por la cantante americana Alison Mosshart y el guitarrista inglés Jamie Hince evoluciona en su sonido y muestra su álbum más maduro. Se dieron cuenta que no necesitan de contínuas guitarras furiosas (marca registrada de sus anteriores discos), ahora las utilizan sólo cuando es necesario. Con la misma esencia de Now wow del 2005, Midnight Boom resulta ser más prendido y compacto, un gran ejemplar de punk rock oscuro y bailable.
U.R.A. Fever, mal elegido primer single, comienza el disco y nos prepara para un temazo para escuchar y bailar (si, para ambas cosas): Cheep and Cheerfull. El nivel no baja para nada con Tape Song, tampoco con Hook and Line ni lo hace en todo el disco. No extrañaban eso? No se puede saltear ni un tema!
The kills respeta la premisa punk de hacer mucho con poco (talvez mi premisa preferida de la música), con temas cortos y directos que se suceden y nos sacuden, imposible de ignorarlos, que nos golpean directo a la cara y nos gusta. Aunque ya no es una novedad (tiene unos meses de vida ya) sentí la necesidad de hacer justicia comentando este muy buen disco.

Click Caratula para Descargar