La segunda versión del festival, tradicionalmente ligado al post rock, suma interesantes propuestas en el campo electrónico.