Carlos Slim sí que se pasó esta vez. Se pasó tanto con el plagio que propongo nominarlo al premio de la persona más rica pero con la mentalidad menos creativa del mundo. Él o su agencia de publicidad, qué más da. ¿Por qué? Por esto:

Publicidad de Telmex para Prodigy Infinitum (México, Agosto 2007)

No sólo contento con hacer una copia descarada del estilo único de So Me, director de arte de Ed Banger y responsable del ya mítico video D.A.N.C.E. de Justice (y también del polémico Good Life de Kanye West), la agencia que realizó esta publicidad que circula por las tevés mexicanas toma prestado roba el coro de Happy Together, canción de 1967 de la banda californiana The Turtles, y lo modifica un poquito, quizás para no pagar algún derecho, como siempre, quién sabe. Por lo menos cuando Heineken la usó era la canción verdadera y no esta copia colegial.
Y después en el colegio y universidades y en el congreso piden que no se abuse del copy paste.