Pocos artistas concitan unánimemente tanto respeto y buena onda como Mauricio Rebolledo. Con su particular estilo, visión y buen humor, el DJ y productor mexicano es considerado uno de los precursores del boom reciente de música electrónica con sabor latino, quitándole necesariamente aires de gravedad y ensimismamiento a la escena.

Su trabajo fue clave para imponer la influencia del sello Cómeme. De hecho, un split suyo con Matías Aguayo es el primer release del sello. Y Super Vato, su LP debut, fue también el primero que lanzaron en ese formato. De ahí en más su reputación sólo ha crecido, fundando el sello Hippie Dance (bajo el alero de Kompakt) y viajando por el mundo con Superpitcher, bajo el alias Pachanga Boys.

El dúo se puso en pausa mientras cada uno trabajaba en sus respectivas carreras en solitario. Y así es como llega esta semana Mondo Alterado, su esperado segundo disco en largo. En él, Rebolledo instala nuevamente esa visión de la pista como un lugar en el que las cosas llegan siempre a su tiempo, con paciencia, sin necesidad de tirar todo a la parrilla todo el tiempo. La primera canción, por ejemplo, es de 15 minutos y dice ser la “super short version” (la original dura 40).

Acá pueden escucharlo completo, junto al video del primer single y el falso documental inspirado en una película que nunca vio. Todo fiel al especial y único mundo de Rebolledo.