Hace ya un par de meses un gran amigo nuyorker y DJ que andaba de paso por Santiago me regaló un CD con algunas de las cosas que estaba escuchando. Y como me conoce bastante, me dejó cosas que sabría que me podrían gustar.
Dentro del tracklist (bastante entretenido, aquí solo uno de los múltiples componentes) aparecía Planning to Rock, con una canción delirantemente rompepistas que se llama Have it all. Una descarga demasiado bailable como para escucharla y quedarse con los pies quietos. Así de grave.
Planning to Rock es entonces el nickname de Janine Rostron, una chica born in England pero que ahora vive en Berlín. Todas sus performances son medias extrañas, intervenidas con videos, y sus vocales y bases, interpretadas y compuestas por ella misma. Un fetiche visual que se construye en la medida de su música. Partió autoeditada, completamente independiente, y se acogió al sello de las Chicks on Speed luego. Eso la llevó a tener una difusión algo más amplia.
Violinista además, Janine tiene algo de manía por las cuerdas, pero sus canciones también contienen ejercicios de sintetizadores y mucho de electrónico. No todo es tan bailable como Have it all, de hecho, hay rasgos muchos más oscuros en otras canciones. Siempre dentro de un pop electrónico femenino, algo asociable a Bjork pero desde un lugar muy diferente.
Echen una mirada, que la chica se las trae.
Ojo con los videos, caleidoscópicos, psicodélicos, buenísimos al fin y al cabo por lo precarios.
Links:
http://www.planningtorock.com/
http://www.myspace.com/planningtorock