Ni andamos de parranda.

Andamos de vacaciones.

Por favor, ténganos paciencia y cariño.