Como toda buena banda indie, es muy probable que solo pocos manejen en detalle sus orígenes, influencias o trabajos anteriores. No Age es de esas bandas que todos los más apegados a la vanguardia musical conocemos, pero cuentan con una historia que viene de más allá. Por esto es que ante la inminente venida de No Age a nuestro país, queremos dejarle un poco más de información para que tengan claros la oportunidad que tendremos este próximo 4 de junio:

Comunicado No Age:
Randy Randall y Dean Allen Spunt reducen el rock a los huesos en No Age, un dúo de punk inteligente pero rabioso, que vive hasta sus últimas consecuencias la vieja ética del hágalo-usted-mismo y que llega a nuestras tierras el próximo 4 de junio.
Randy y Dean son una especie de veteranos del punk casero. Ambos ya llevan cerca de una década tocando en su natal Los Ángeles, en un circuito que incluye galerías de arte y clubes nocturnos. A pesar de que ambos apenas superan la veintena, y de que No Age, su último proyecto, ha editado sólo dos larga duración, ya han sabido llamar la atención de la prensa alrededor del globo con su sonido brutal y a la vez complejo.
Basta escuchar Weirdo Rippers (2007) o Nouns (elegido, por ejemplo, en las revistas Uncut y Pitchfork entre los mejores registros del 2008) para entender el entusiasmo que genera esta dupla: con guitarra y batería construyen un repertorio seco pero lleno de matices. No es de extrañar que No Age llamara con apenas un par de canciones bajo el brazo la atención del sello Sub Pop (Nirvana, The Postal Service), que campeonara el grunge a principios de los 90, y que los fichó para editar su segundo disco.
Hay que recordar aquí que Los Ángeles es una ciudad que originó toda una escuela de rock crudo y ruidoso hace dos décadas. No Age se ha convertiso en el nuevo agregado de un árbol genealógico que incluye a glorias como Black Flag y Dead Kennedys.
Pero las referencias sobran y las comparaciones son odiosas para encontrarse con un sonido tan original como pegajoso: si el punk hecho en casa puede tener una cara amable pero brutal, interesante en términos compositivos y directa al mismo tiempo… ese es el sonido de No Age.
Fieles a sí mismos y a su original sonido, No Age son veganos, han declarado que les gustaría ver a más abuelos junto a sus nietos en sus conciertos, se pelearon con la cadena CBS por salir con una polera de Obama al escenario en un programa, en los tiempos en que el actual mandatario era todavía candidato, tocan gratis debajo de los puentes de Los Ángeles hasta que los pilla la policía… y llegan a Chile el próximo 4 de junio.
“Una banda punk que no muestra traza alguna de nihilismo, que hasta se declaran a favor del ánimo positivo y que aun así son cool” John Norris, www.mtv.com.
“herederos espirituales del experimentalismo curioso de Thurston Moore [Sonic Youth]…” www.punknews.org
“Nos recuerdan al mejor indie de los 90” www.lastfm.es
“El ruido elíptico de My Bloody Valentine es exhumado con desparpajo para incluir en su sonido estribillos pop (bueno, casi)” www.elmundo.es
No Age en Chile
La cara más amable del punk rock brutal
Jack Daniels Backstage presenta
NO AGE

Invitados: La Golden Acapulco
Jueves 4 de junio. 22:00
Industria Cultural (Cueto esquina Balmaceda, Santiago Centro)
$10.000 (preventa limitada sólo en Sonar y Hall Central)
$13.000 (preventa normal en Ticketmaster, Sonar y Hall Central)
$15.000 (mismo día)
Produce Industria Cultural + Super 45
Invita Jack Daniels