Es blanca como papel, no es joven y no sabemos si le gusta o no Madonna, pero igual vale muchísimo la pena recomendar su trabajo. Se llama Marea Vierge-Noire y es una estadounidense nacida en Kentucky, pero residente en Chicago, donde es residente del popular Smart Bar. Su trabajo como DJ se arrastra hace tres décadas, desde que comenzó a ir a raves para perderse en la multitud y escapar del bullying. Eso mismo la hizo refugiarse en coleccionar música y mezclarla a escondidas. Alguien la escuchó practicando y desde ahí no paro más.
Todos estos años han sido una gran preparación para lanzarse como solista como The Black Madonna, un seudónimo lleno de significados, desde imaginería religiosa medieval hasta una rendición con más caderas de la Reina del Pop. Sea como sea, sus trabajos han llamado mucho la atención en los últimos meses, demostrando la variedad de sus propia colección de discos en sus producciones. Desde su amado disco hasta dub y techno, todo puede pasar con la estadounidense. Si no nos creen, acá les dejamos unos ejemplos, incluyendo su último 12” para el sello Argot.