Lejos una de las bandas que más he disfrutado este último tiempo, es este cuarteto de Toronto, que sin esperarlo o planificarlo, han logrado llegar a estar en la boca de muchos. Impresionante para algunos, ya que tienen un disco que quizás la canción más larga dura 2 minutos y medio. Algo para muchos criticable, para mi un agrado, ya que no es un disco que peca de simpleza, sino q de precisión para lograr encender a quienes los escuchan.