Fantasía, locura, inspiración y libertad espacial se despiertan en nuestro inconsciente al escuchar Oracular Spectacular, el disco debut del dúo MGMT, que une un electro sintetizer con un pop psychedelic.
Andrew Vanwyngarden y Ben Goldwasser formaron el grupo conocido formalmente como Management, el 2002 en Brooklyn, NY, experimentando con multi instrumentos sin intensiones de armar ninguna banda. Pero tras escuchar un EP con la canción ‘Time to pretend’, Steve Lillywhite, vicepresidente de A&R de Columbia Records y productor de Rolling Stones, Talking Heads, U2, Peter Gabriel y The Smiths entre otros, no tardó en convertir al dúo en la gran esperanza del rock actual con un contrato para grabar cuatro álbumes.
La BBC británica acaba de poner el primer sencillo “Time to pretend” entre las diez primeras de la lista de canciones de 2008. Y aunque este tema se lanzó como EP en 2005 para darse a conocer, fue reeditado en 2007 con la producción de Dave Fridmann (Flaming Lips, Weezer, Clap Your Hands Say Yeah…).
Tienen canciones de todos los estilos, desde los Flaming Lips, a David Bowie, a incluso Of Montreal. Pero gran parte del influencia de este sonido psychedelic synthpop la tiene Dave Fridmann, que repite en Oracular Spectacular los mismos cánones de fabricación: baterías distorsionadas, teclados con ecos de los 80 y melancólicos coros que funden galaxias.
A pesar de la similitud de ritmos con bandas como Flaming Lips, ésta se diferencia en muchos de sus shows en vivo. Mientras la primera inventan un mundo sureal, que te hace olvidar tu realidad y sentirte en otra dimensión, porque su música está acompañada de estímulos por todos lados, como cañones que disparan sarpentina, challa y globos gigantes, en el escenario instrumentos de juguetes, videos que calzan perfecto con lo que se escucha, un par de chicas disfrazadas de alien y un par de chicos como papa noel, que en realidad son invitados del público y que participan del show moviendo unos potentes focos como luces de discos, MGMT, se sube simplemente con un ipod de música de fondo, un par de micrófonos y logra producir el mismo efecto, gracias a sonidos espaciales, contrastado con letras que podrían venir de Pete Doherty:
Lets make some music, make some money, find some models for wives. I’ll go to Paris take some heroin and fuck with the stars”.

Time To Pretend
Time To Pretend
Weekend Wars
Weekend wars
The Handshake
The Handshake
Kids
Kids