Lindstrøm
Smalhans
Feedelity/Smalltown Sound
Fecha de lanzamiento: 6 de noviembre
Podríamos decir que este 2012 ha sido el mejor año de Hans-Peter Lindstrøm. Y no en términos de éxitos, reconocimiento o algo cuantificable, porque de ésos ya ha tenido bastantes en la última década. Lo decimos en el sentido más artístico posible. Porque, cuando un tipo tiene la posibilidad de sacar dos discos en 12 meses -ambos muy distintos entre sí; ambos exactamente con lo que quiere hacer y mostrar- es porque ha alcanzado la confianza que muchos buscan toda una carrera.
Si Six Cups of Rebel fue una muestra de su imaginación y de lo que este noruego puede hacer encerrado en un estudio con sintetizadores, Smalhans es quizás la manifestación más perfecta de lo que lo hizo conocido en primer lugar: ese género tan peculiar conocido como space disco. En este último, Lindstrøm muestra otra vez la visión del baile desde la óptica que puede dar venir de un mundo completamente distinto, como lo es el country y el folk.
Las canciones tienen nombres impronunciables para nuestro idioma -son platos típicos de Noruega-, pero se traducen a la perfección en la pista. El europeo genera resultados exitosos sin necesidad de apelar a los clichés de la electrónica actual, con el atinado apoyo en la mezcla y en el uso de instrumentos análogos de su compatriota Todd Terje. Podríamos decir que, en Smalhans, esa búsqueda constante que ha sido su carrera logra un pináculo que rara vez había alcanzado antes, logrando captar la atención que anteriormente solía perderse en sus ejercicios más osados. Si encontrabas muy poperas sus colaboraciones con Christabelle, o muy tediosas sus canciones con Prins Thomas, éste es el disco que necesitas para partir.