Banda: Foals
Disco: Antidotes
Sello: Transgressive Records (Europa) y Sub Pop (Estados Unidos)
Fecha: Abril 2008
¿Cómo mierda lidiar con el maldito hype? ¿Hasta donde eso influye en nuestro gusto final por una banda? La verdad es que Foals me encanta y también es verdad que cada minuto es más nombrado y elogiado en todas las revistas especializadas del mundo. Para colmo y para que las dimensiones se desvirtúen más de la cuenta… son ingleses. Pero en este momento no me importa… me encantan! A no olvidarse que a veces por más que sea muy promocionado no deja de ser excelente.
Foals es un quinteto de Oxford sub-23 con raíces math rock, género que desarrollaron en antiguos proyectos como The Edmund Fitzgerald hasta que se cansaron de hacer música “demasiado seria” y empezaron a divertirse más creando un sonido que por momentos llega a ser punk-dance, dance rock o como quieran llamarlo, aunque para mí es una banda de rock fino y elaborado para escuchar y, a veces, bailar.
Su pasado les juega una buena pasada, ya que por más que Foals está lejos de sonar a una banda de math rock se nota un gran proceso de elaboración de estructuras y tiempos con los cuales juegan constantemente en sus canciones. Es difícil seguirlos y más aún saber qué se vendrá en cada tema, que sufren, por suerte, de cambios que hacen la escucha muy interesante e inquietante.
“Me gusta la música que tiene una estructura, un orden y un modelo. Y me gusta que eso se vaya por un raro camino. Nosotros queremos hacer música muy técnica, que no sea sólo party music, pero al mismo tiempo que puedas bailar con ella”, explica Yannis Philippakis, líder de Foals.
En cuanto a las letras agrega: “no son narrativas. Generalmente son imágenes que tengo guardadas en mi cabeza. Por ejemplo “Ballons” es una canción de amor pero yo tenía esa imagen de cientos de globos elevándose en el cielo hace mucho tiempo”.
El disco comienza con The French Open (dedicado al tenista Andy Roddick) que no es el más rockero ni de mis preferidos, pero que tiene cierto encanto inexplicable. Tema con gran energía que repite constantemente un slogan de Lacoste (viste al tensita de Nebraska) en una publicidad. “Estoy fascinado con el tenis. Me gusta Roddick porque es el típico héroe americano, tiene el servicio más veloz del mundo, su movimiento es tan preciso, es precioso, como el ballet”, cuenta Yannis.¿ Ahora entienden la foto elegida?
Bueno, ya está demasiado largo el texto como para describir los temas, así que no lo voy a hacer (se los debo), aunque les dejo unos consejos… Si quieren bailar toda la noche sin parar, este no es el disco. Si quieren escuchar rock clásico y directo, tampoco lo es. Si quieren dejarse sorprender por cambios de ritmos y sonidos con momentos para escuchar y para bailar, por favor haganse el favor de escucharlo. Lo mejor del 2008, sin dudas.

 

 

 

Tracklist:

The French Open

 

Casssius

 

Red Socks Pugie

 

Olympic Airways

 

Electric Bloom

 

Balloons

 

Heavy Water

 

Two Steps Twice

 

Big Big Love (Fig 2)

 

Like Swimming

 

Tron