Hace más o menos un año, un proyecto de hit mundial irrumpió desde París. El tema era Better Than Prince; el responsable, Flairs, proyecto en solitario del bajista Lionel Flairs. La canción lo tenía todo, hasta videoclip de los fantásticos Jonas & Françoise antes de hacerse famosos con D.A.N.C.E. de Justice y Good Life de Kanye West. Pero la suerte le fue esquiva a Flairs. Esta semana se editó, con la producción de Alex Gopher, su disco debut Sweat Symphony, que también tiene todo para triunfar.

Lionel Fliars es un reconocido bajista parisino que comenzó su carrera tocando en Bel Air, luego en la banda de su hermano Ben´s Symphonic Orchestra y de ahí en más no paró de trabajar con importantes artistas franceses como Mellow, Alex Gopher, Benjamin Diamond, Hush Puppies y Notre-Dame, por nombrar algunos. “No me dediqué antes a mi proyecto propio por falta de dinero, además tocar para otras bandas es muy natural para mí. Es increíble hacer nuevos amigos, aprender continuamente y conocer mucha gente en las giras”, asegura Lionel.

“Mi música es el real balance entre el pop clásico y la música electrónica. Me gustan los dos estilos. Me gustan las guitarras, las bases rápidas y los sonidos electrónicos. Ese es el color del disco, puede saltar a distintos tonos, pero siempre encuentra un link entre todas las canciones. La voz y el uso de muy pocos instrumentos ayudan a crear ese link. Cuando comencé a producir el disco en mi computador, usaba muchos instrumentos y aplicaciones sin ningún sentido. Después decidí usar sólo algunos de ellos y siempre con el mismo sonido. Utilicé mi antiguo Juno 60 (sintetizador ochentero) y el mismo bajo. La mixtura de esos ingredientes creó una gran unidad de sonido”, explica el músico que en Sweat Symphony, salvo la batería, toca todos los instrumentos.

Aunque el resultado es más bien divertido y alegre gracias al aporte de riff rockeros, energía electrónica y efectividad pop, el proceso creativo del disco está totalmente relacionado al sufrimiento, la tristeza y la soledad. Flairs pasó cuatro apocalípticos meses viviendo en el sótano del estudio, luego de que su polola lo abandonara. Se sabe que las relaciones humanas son capaces de generar esos sentimientos, como también que son muy beneficiosos a la hora de crear.

Con Prince, Kraftwerk y Pavement como sus reconocidas mayores influencias musicales, Flairs, con respecto a su proceso compositivo y a la letra de Better Than Prince, reveló: “generalmente cuando empiezo una canción, compongo la batería con mi MPC 2000, después el bajo, los sintetizadores, la guitarra y varios arreglos; las letras vienen en el final y muy rápidamente. Odio perder mucho tiempo escribiendo letras. Ese día tenía algo con Prince. Dirty Mind, Black Album y Love sexy son increíbles y me marcaron durante mucho tiempo. Obviamente es una letra sin sentido, no puedo hacer el amor, gritar ni tocar el bajo mejor que él. Quería decirle: Despierta! Qué estás haciendo? Es para que vuelva a su antiguo sonido y deje lo que hace ahora”.

Un trabajo sin muchas pretensiones que logra entretener, divertir y hacer bailar con buen gusto y buenas intenciones.

Fliars – Better Than Prince

04-better-than-prince

Flairs – Whamma Gonna Do

03-whamma-gonna-do

Flairs – Square Boy

09-square-boy

Flairs – Golden Years

10-golden-years

[dailymotion x56ily nolink]