Autor: Fionn Regan
Disco: The end of history
Mucho me he acordado de un dialogo de la cinta Little miss sunshine, cuando el tío homosexual con tendencias suicidas, le comenta a su sobrino mudo por elección y daltónico, una reseña de Proust la cual hacia referencia al darse cuenta que al fin y al cabo los años más tristes de la vida muchas veces resultan ser los mejores y más sorprendentes. Bueno cada día le encuentro mayor sentido a esa reflexión, pero bueno que tiene que ver Fionn Regan con una reseña de Little Miss Sunshine, bueno nada salvo la intención de tratar de tomarse los momentos tragicos con humor, tal como lo propone en casi todo el disco.
Fionn Regan es un irlandés común y corriente de 25 años, que menciona como mentores a Dylan y a Neil Young y que en agosto pasado después de haber fichado con el sello del ex Cocteau Twin Simon Raymonde´s, edita uno de los mejores trabajos que he visto este 2007, aunque el disco es del 2006 pero poco me importa eso ahora.
Fionn sabe como transitar en pasajes musicales bastante peligrosos, primero es suave como los Kings of convinience pero no cae en recursos como acelerar las guitarras o agregar violines para salvar sus temas más flojos, segundo es trágico como Damien Rice pero sin caer en ningún cliché del tipo hacer sonar copas y decir cheers darling o cosas por el estilo, tambien es critico como José Gonzalez pero se la toma con más humor, humor que se puede observar en canciones como Put a Penny in the Slot o The end of the history, humor que termina muchas veces salvándolo de aburrir al que escucha.
Muchos lo han clasificado como el nuevo Neil Young por su humor crítico y sus citas a las situaciones cotidianas, cuan difícil puede ser mezclar en una canción temas como un marino ebrio bailando, recomendaciones contra el juego, el robo a un amigo, la soledad, Paul Oster, un corazón roto, las lagrimas y una chica que no se deja atrapar. Bueno en el caso de Regan todo encaja a la perfección al nivel de llevar esta historia a su segundo single llamado Put a peny in the slot.
No creo que haya mucho más por contar de este disco, tal vez solo recomendarlo como un disco humilde, con mucha cabeza, de historias sencillas y calidas, momentos de humor y otros para llorar a mares, un disco imperdible para los amantes del Folk y de los buenos songwritters.
Saludos
José Delpiano.