* Coiffeur. Fragmento de ‘Al Oído’.
Al igual que el inaugural del año pasado, este año Quemasucabeza armó una interesante pauta para escuchar y ver en este Festival Neutral 06. El primer acierto fue haber programado el Festival en dos días, el tedio enorme de escuchar a ocho bandas en una sola noche el año pasado ahora se cambió por las dos noches seguidas de fiesta. El lugar, también más cómodo que el Galpón 9: CentroArte Alameda sorprendió por la acústica y por la posibilidad de armar un escenario en el teatro central y otro en el espacio de entrada, abreviando así los tiempos de espera entre bandas.
Primer día, viernes. Lo que tiene de mala cara al público es el hecho de haber anunciado el comienzo del concierto a las 10, para sólo hacerlo a las 11. Una hora mirando el techo fue motivo de enojo para varios, y lo más criticable para la producción. Coiffeur y su guitarra se suben al escenario entonces algo pasado las 11. El compositor argentino destaca. En plan acústico, sólo con cuerdas y voz, se pasea por algunas de las primeras canciones de su primer disco homónimo (notable la versión más lenta y susurrada de ‘Al Oído’) y muestra varias del segundo, ‘No más’. Algunos enterados de sus canciones, otros no tanto. Pero tiene al público de su lado, ensimismado con su vocación intimista.
Javiera Mena, el segundo turno. El temple de las tocatas la tiene mucho más segura de sí misma. Ya no es esa niña tímida que se escondía detrás de un micrófono. Los años han pasado. El lanzamiento del disco fue el hito para una carrera explosiva, que la tienen en boca de todos. Cantando cada vez mejor, atreviéndose a bailar y a ser expresiva, conversando con el público y teniendo con su banda una química que es muy difícil conseguir (gracioso el ‘somos Javiera Mena’), su sonido pop está en la versión óptima, refinada, confirmada. El foco estuvo en ‘Esquemas Juveniles’, con algunas excepciones de su repertorio más temprano: ‘Hambre’, en versión electro con teclados y batería removió su génesis guitarrera. También para ‘Está en tus manos’ agregó rock con la batería. Creativa, siempre buscando nuevas versiones de lo ya hecho, es una de las figuras con más clara proyección dentro de la escena independiente nacional.
Colectivo Etéreo es una banda de hiphopelectrobailable que sucedía a Javiera. El escenario era el exterior, para así favorecer la fiesta. Divertidos, vestidos de pop y haciendo coreografías pero una supuesta identidad hiphop. Finalmente, Original Hamster en una tocata más bien políticamente correcta, no tan lúcido como en otras de sus improvisaciones en vivo, pero lo suficientemente prendido como para hacer a la gente bailar.
Segundo día, sábado. Abre Dormitorio. Como el primer día había comenzado a las 11, el segundó me permití llegar a esa hora. Cuando llego, Dormitorio está terminando de tocar. Vi sólo las últimas dos canciones. Walter Roblero (exCongelador) y Rodrigo Dubó son la base de la banda. Una inspiración pop algo menos ruda que en la influencia evidente de Congelador. Canciones que se permiten ser largas, prestar atmósferas, sólidas. Anunciaron disco para el próximo año, importante estar atentos al respecto que merecen muchas expectativas.
Gepe (Daniel Riveros), segundo turno. La figura de ‘cantautor’ es inevitable al hablar de su trabajo. Compositor de todas sus canciones, vocalista en todas ellas, las influencias folk, lo folclórico, lo criollo. Su mano en las cuerdas da para susurrar, cantar, reírse y agradecer. El itinerario privilegió el segundo ‘Gepinto’ ante el primero ‘5×5’. Pero las sorpresas fueron por el rumbo de la novedad: mostró algunas canciones nuevas que al parecer serán editadas en disco nuevo para 2007. También, recogiendo lo que ya había hecho en algunas tocatas en vivo junto a Original Hamster (Vicente Sanfuentes) reversiona algunos de sus temas con bases electrónicas desde su teclado, lo que refresca su repertorio y lo abre hacia otras operaciones instrumentales.
Fredi Michel es una fuente inagotable de diversión. La vocalista Andrea Guerrero da su voz evidentemente falsa, irónica, chillona y risueña. Canciones que no tienen ritmos establecidos, pero que se dan la propia gana de citar cumbias (‘Enganamí’) y axé. Diego Morales, Felipe Sancho y Julio Moyano, completan un cuarteto que no evita la disonancia. Ojalá saquen un disco pronto para poder compilar sus ganas de fiesta.
Para clausurar, Mostro. Carlos y Jaime Reinoso son un sonido violento. Complementado con sus visuales de conejos y animales desproporcionados, mezclan instrumentos en vivo con bases electrónicas, la mayoría de las veces omitiendo la voz. Lo instrumental se ve privilegiado su propuesta. Tras ellos, una fiesta y el fin de este muy buen Neutral 2006.
* El video, un fragmento de una canción de Coiffeur, viernes. Uno de mis predilectos. Me compré ahora el segundo disco (el primero lo tenía hace tiempo). Pronto, lo comento.
Omar Zúñiga-Hidalgo