Fácilmente podemos encontrar elementos de música electrónica en material anterior al disco que nos compete, pero al parecer el proyecto paralelo de Will Toledo con su baterista Adrew Katz, 1 Trait Danger, donde buscan mofarse de la crítica musical norteamericana, ha llevado a Car Seat Headrest a experimentar más con este estilo que a seguir con la formula clásica.

El evidente cambio sonoro, sumado a que existen tres versiones distintas de este lanzamiento (vinilo, CD y streaming), con interpretaciones levemente diferentes de un puñado de canciones en cada una, convierten a Making a Door Less Open (2020) en la apuesta más arriesgada de la banda hasta el momento.

La canción elegida para presentar el disco, hace un par de meses, fue “Can’t Cool Me Down”, y desde ese entonces el giro que se venía parecía evidente: una canción electrónica en todo su tratamiento, samples de voces bien cuidados, junto a elementos que bien podrían caer en el EDM o lo rave.

El single siguiente fue “Martin”, donde se vio más cercana la banda de guitarras que acostumbrábamos. “Hollywood” y “There Must Be More Than Blood” llegaron luego, para dejar en claro la dualidad a la que estaba apostando Toledo y compañía. Sin perder la esencia de trabajar excelsamente sus canciones, e intentando no parecer un salto al vacío, conservando aún espacio para esos riffs que le valieron el actual reconocimiento. en este trabajo se abren paso a la experimentación electrónica.

El álbum, lanzado el pasado 1 de mayo a través de Matador Records, abre con una pieza híbrida que poco a poco va dejando espacio a las guitarras, lo que nos demuestra, como dijimos anteriormente, que la dualidad entre lo electrónico y las cuerdas parece ser la temática. Desde el tracklist, donde pareciera que se contrapone por estilo el orden en que deben ser escuchados los temas, o ya más descaradamente, lanzando la misma canción en dos versiones muy diferentes.

De esta manera avanzamos y llegamos a la balada acústica cantada por el guitarrista Ethan Ives, que se presenta y pareciera que aporta poco o nada al disco. Ante tal propuesta, “What’s With You Lately” se siente como una canción de más en el conjunto.

Ya lo habíamos dicho. Éste es un trabajo lleno de riesgos para una banda como Car Seat Headrest, donde se evocaron por completo a la expansión de su propio universo creativo. Pero debemos ser capaces de ver los riesgos como posibilidades y eso es lo que nos demuestran los estadounidenses: que son una banda sin miedo y dispuesta a tomar estos riesgos. No nos queda más que disfrutar y sacar nuestras propias conclusiones, porque al parecer el imaginativo de Will Toledo junto a su banda está en constante expansión.