Salon des Amateurs es un club, bar y cafetería situado en la ciudad germana de Düsseldorf, piedra angular en la expansión de la música electrónica poco ortodoxa en los últimos 15 años, y, por lo demás, auténtica cantera de talento musical.

El multifacético salón inició carreras como las de Lena Willikens y la de su co-fundador, Detlef Weinrich (mejor conocido como Tolouse Low Trax), además de otorgarle residencia al increíble DJ serbio Vladimir Ivkovic, por lo que su influencia es directa en la abundante aparición de productores y colectivos en la zona.

Este último es el caso de Candomblé. La casa discográfica surgió el año 2016, de la mano de un grupo de amigos que asistían habitualmente al Salon, con el propósito de expresar inquietudes sonoras influenciadas por la estética presente en el lugar, incorporando a eso su propia visión de la música de baile.

A la fecha llevan siete lanzamientos, todos con bastante éxito en el underground local, incluyendo el reciente lanzamiento y el que destacamos en este artículo. Time To Be Alive es un compilado de tres canciones comandadas por tres de los amigos del sello: DJ Ungel, Instrumensch y DJ Rasputin.

Sumergirse en el mundo de Candomblé consiste en regresar a estilos clásicos como el acid, downbeat y goa trance, pero entrelazados y barnizados por pulsaciones psicodélicas y beats tribales. Tomemos como ejemplo “Xenon”, de DJ Ungel, que se desarrolla con un beat lento y potente, incorporando voces lisérgicas ininteligibles, secciones ácidas y congas: exquisita combinación.

Las otras dos producciones, también de altísima calidad, siguen una estampa similar, pero exploran tempos diversos. Nuestros oídos agradecerían que sigan por esta senda.

Puedes pasar a escuchar y comprar el compilado en el Bandcamp del sello, o aquí abajo: