Brainscan, parte del sello y grupo creativo Caustics, presenta su segundo álbum solista de larga duración, Radical Reworks. El DJ y productor local regresa con una visión cinematográfica y moderna de la música electrónica contemporánea, con canciones colaborativas, contribuciones vocales y remixes, que componen este viaje al espacio.

Música electrónica experimental, abstracta, reflexiva y lisérgica, que pareciera venir de otro tiempo/espacio. Llama la atención la (de)construcción de los beats, la utilización de sonidos que parecieran carecer de armonía, y que se acercan mas bien a una forma de comunicación alien o cyborg. Creo que, en toda la obra, no se puede reconocer ningún instrumento musical. Casi como si el álbum hubiese sido compuesto por una inteligencia artificial que crea su propio lenguaje, para luego ser infectada con un virus.

Si tuviera que apostar por cuales son las influencias del autor, mencionaría a Aphex Twin (y sus distintos seudónimos), Autechre y toda esa primera generación de Warp Records que pasaron a la historia por su innovación en la música electrónica. Música que pareciera no estar pensada para la pista de baile, pero que podría ser perfecta compañía para otras actividades, especialmente en estados alterados de conciencia, paseándose por géneros como el ambient, IDM, breakbeat y glitch, entre otros.

El álbum cuenta con colaboraciones notables. Entre sus invitados encontramos a Pululosz, Teloiv X, Lars from Mars, Ochi, White Sample y Mar.

Bajos potentes, melodías abstractas, variaciones en la percusión y una pluralidad de estados de ánimo caracterizan este trabajo, que resuena como un cuento de ciencia de ficción perfecto para musicalizar sueños y las alucinaciones más profundas.

El álbum termina con un bonus track llamado “Promesas del Este”, que está disponible sólo para descarga, el cual es para mí el punto más alto de la obra.