El productor chileno Ignacio Cuevas estrena un microdocumental donde nos muestra el proceso creativo de su último EP en lo que fue el taller de su abuelo en Recreo, Viña del Mar. Usando herramientas, materias primas y tecnología, White Sample le da forma a su trabajo más personal a la fecha por Panal Records.
Además, el lanzamiento de su trabajo será este viernes 17 de Agosto en Club Vita junto a Pol Del Sur, Kamila Govorcin y Elías Deepman.

Revisa el microdocumental EXIDE y su single “Quattor”, a continuación:

Durante décadas un taller ubicado en el tradicional barrio viñamarino de Recreo sirvió de refugio para el desarrollo del oficio mecánico industrial. Las soluciones se construían con troqueles, sierras, tornos y la fuerza de la prensa. Ignacio Cuevas, White Sample, fue testigo de jornadas en ese taller donde la creatividad y el ingenio eran las principales herramientas.

Su abuelo, ligado por años a la industria, dedicó largas horas a dar con soluciones para un rubro en permanente evolución. Ignacio, todavía pequeño, pasó tardes observando y -cuando la soledad lo permitía- experimentando también con herramientas y maquinarias.

Más de 15 años después de aquellos días, White Sample vuelve al taller de su abuelo, su lugar favorito en esa casa, para darle un nuevo y último uso. Detenido en el tiempo, los objetos y herramientas acumularon polvo y quedaron en el mismo lugar donde su abuelo las dejó para recobrar -ahora- vida a través de la música. De eso se trata el micro documental que puedes ver a continuación:

La historia de Ignacio está vinculado a los sonidos industriales desde pequeño. Su abuelo en el taller, su padre en la construcción y ahora él, creando sonidos basados en ritmos, tonos, ruidos y sincronías del hacer análogo.

EXIDE es la última obra que se creará en el taller de su abuelo. Un EP de cuatro canciones, de las cuales hoy estrenamos “Quattor”, generadas a partir de un trance rítmico donde el espíritu se conecta con la materia, donde el golpe primario del metal suena hasta los huesos y se transforman a través de ritmos generados por solenoides, en un rescate de la historia de un lugar que probablemente desaparezca frente al frenesí inmobiliario, pero que dejará un eco de reverberaciones naturales que contarán una nueva historia, de pasado, presente y futuro.