El brasileño debuta en solitario, por primera vez, en el sello belga DEEWEE.