La productora francesa presenta el políticamente cargado Self-Fulfilling Prophecy a través del reputado sello InFiné.