El mexicano Alec Sander (Mijo, La Royale) revivió su proyecto de pop alternativo para hacer un segundo disco.