Si bien el sello Cómeme ha mostrado un afán de llevar la cultura latinoamericana a las pistas de baile mundiales desde sus inicios, es posible que nunca lo haya hecho de manera tan evidente como con su último lanzamiento. Rionegro es una comuna ubicada cerca de Medellín, en la zona de Antioquia. Pero, desde hoy, es también el nombre de la colaboración entre Matías Aguayo y los locales Sano y Gladkazuka.

Durante un mes, el trío se encerró en una casa a tomar aguardiente y escuchar discos de salsa. Motivados por el cruce de ritmos latinos y house de las noches nuyoricans, trataron de hacer su propia versión de ritmos como el merengue, la salsa o el boogaloo, usando una MPC, máquinas de ritmos e invitando a distintos músicos.

El resultado ya lo puedes escuchar completo acá abajo: