La neoyorquina Kim Ann Foxman nos ha maravillado en sus últimas visitas a nuestro país por su impactante habilidad como DJ. El problema es que es tan buena -una de nuestras favoritas, de hecho- que también se nos olvida su capacidad para producir buenas canciones y, por supuesto, cantar en ellas.
Eso es lo que hizo justamente en Return It/Hypnotic Dance, su nuevo EP, que consta de estas dos canciones junto a un par de remixes de la primera. Ya está disponible a través del sello Needwant.