El festival Frecuencias 2018 ya tiene cartel confirmado para su segunda versión, que se realizará oficialmente los días 29 y 30 de septiembre próximo, pero cuyas actividades comenzarán unos días antes.

En cuanto a los artistas, el cartel está compuesto por Renato Ratier (DJ y productor además dueño del reconocido club paulista D.EDGE), el argentino Gonzalo Solimano (dueño de Unlock Recordings y director de MUTEK Argentina y ArtLab), los chilenos ​Bruxista (El Sueño de la Casa Propia), Claudio Solís (fundador Agua y Sed), ​Colayuta​, ​Greyhead (fundador de K-84 Records, UTCH Records), Jagg Barcelona (fundador de Cisne Negro Records), Kinética (ganadora en la categoría Mejor Artista de música electrónica de los premios Pulsar 2018), Marco Latrach (fundador Leuchtturm Records), Merci Merci (ISLA Records) y TFried (fundador Discos Cetáceos).

Además hay una serie de invitados para participar de las charlas. Puedes revisar toda esa información -junto a sus fechas, horarios y lugares- en el sitio web oficial del festival. Mientras tanto, nosotros conversamos con Camilo González, director del festival, para saber más sobre esta versión y su proceso de selección.

NNM.cl: ¿Cómo evalúan el resultado de la primera versión?

Camilo González: El resultado fue bastante bueno para ser la primera versión. Teníamos mucha incertidumbre en relación a lo que iba a pasar respecto a las actividades, sobre todo las relacionadas a networking y ruedas de negocios. Independiente de algunos problemas, los resultados son bastante positivos. Como encuentro, se logró la conversión de al menos 10 negocios y 20 colaboraciones nacionales e internacionales, sin contar la cantidad de nuevos vínculos y contactos que se realizaron en el marco de Frecuencias. En términos de público y asistencia fue bastante sorprendente: contamos con más de 1.800 participantes en las charlas y conferencias y más de 300 alumnos en talleres y clínicas.

¿Qué cosas se pueden mejorar en base a la experiencia?

Creo que los puntos débiles tuvieron que ver con programar shows en vivo y ruedas de negocios muy temprano (a partir de las 10:00 comenzaron ambas actividades). Por muy interesante que sean los shows y por muy provechosa que sea la oportunidad de conectarse con grandes agentes de la industria a nivel nacional e internacional, es muy poco atractivo generar instancias de exposición y networking a partir de esa hora. Este año la cosa cambia totalmente, ya que comenzaremos a activar networking a partir de las 12:00 y hasta las 15:00, y los showcases se realizarán en eventos nocturnos en los clubes emblemáticos de Santiago.

¿Cómo y por qué decidieron cambiar el enfoque del encuentro a Latinoamérica?

Lo decidimos a nivel de organización, en conjunto con todo el equipo, y en función de las necesidades que hemos ido experimentando y visualizando a partir de la relación con distintos agentes y protagonistas de la industria en Chile y América Latina. Hoy estamos convencidos de la necesidad que tiene la región de conocerse, unirse y conectarse. El objetivo es relevar la música que están haciendo los artistas locales, generar mayor circulación a nivel regional y apuntar hacia el desarrollo de un mercado con mayor capacidad creativa y, sobre todo, con mayor consumo de contenidos nuestros que del hemisferio norte. Esto desde la música hasta los eventos mismos. Hay varios haciendo la tarea en ese sentido, pero todavía falta un montón.

Habiendo trabajado en esto hace más de un año, ¿cuál es la evaluación que hacen de la música electrónica latinoamericana en términos de industria y viabilidad de desarrollo para los artistas?

Tal como lo expresamos en nuestra primera versión, la música electrónica -sobre todo la local- está en pañales en términos de industria. Partiendo como entenderse como una y los artistas como agentes fundamentales de la cadena de valor, queda un bastante por hacer en términos de entendimiento, asociatividad, trabajo y gestión gremial, formalización de negocios, comercialización e internacionalización. Creemos humildemente que hemos venido a aportar en esta tarea, pero falta mucho por hacer. Ahí está el desafío y las ganas de seguir.

¿Cómo funciona el proceso de selección de artista, sellos y expositores? ¿Hay algunos elegidos por ustedes o todos pasan por el concurso?

La selección de artistas para showcases y actividades de networking se realiza mediante concurso público, el cual estuvo abierto hasta el pasado 23 de agosto. El trabajo con los sellos siempre es muy relevante y este año se realizará según el interés particular de éstos en relación a hacer cosas con nosotros. El año pasado los buscamos directamente, este año la idea es que, si se sintieron beneficiados o creen que sirve que existen instancias como Frecuencias, se vuelvan a hacer parte de las actividades, no sólo en términos de shows en vivo. Respecto a las exposiciones artísticas tenemos varias sorpresas este año, las que revelaremos durante las próximas semanas.

¿Qué adiciones interesantes pueden destacar para esta segunda versión?

Destacamos la participación masiva que está teniendo la convocatoria a showcases y ruedas de negocios, la integración de un bastión internacional de artistas que han postulado a la convocatoria internacional y la gran cantidad de protagonistas sudamericanos que vendrán a participar de las actividades que tenemos preparadas. Esto último, en conjunto con el trabajo que estamos haciendo con los clubes y productoras locales, son de las cosas más interesantes que se suman a la segunda versión de nuestro encuentro.