Esta semana ha sido dulce para Felipe Gordon. El arduo trabajo del colombiano, que lo tiene como uno de los músicos y productores más prolíficos de su país, fue recompensado con su inclusión en el cartel del festival Estéreo Picnic, que comparte buena parte de la parrilla de los Lollapaloozas sudamericanos. De hecho, también estaba incluido en la fallida primera versión de Bogotá.

Antes, el lunes 26, la semana comenzaba con el pie derecho para él: después de haber publicado en el prestigioso sello inglés-alemán Nein Records, Gordon volvía a publicar para Nómada Records, el inquieto sello que lidera en su país junto al dúo Discoholycs. Y no es cualquier lanzamiento, sino el primer LP tanto de él como de su casa discográfica.

En él, Gordon profundiza su pasión por house pasado por el filtro del jazz y el funk, usando una mezcla de samples y la propia construcción de sonidos que conversan de manera natural. Son en total 10 canciones originales completamente atemporales, que se complementan con dos remixes hacia el final, a cargo del francés Monomite y el mexicano Hotmood.

Puedes escucharlo abajo y, si te gusta, comprarlo en Traxsource.