Si pensabas que la experiencia de escuchar La Púrpura del Ocaso -el sorprendente EP que el DJ y productor mendocino ROUS publicó en octubre del año pasado en Sanfuentes Records– era difícil de describir en palabras, entonces las primeras imágenes que aparecen de él generan algo similar. Lo que ves acá arriba es el vídeo oficial para “Silencio Carmesí”, la canción que más destaca a primera escucha, y que más ha sido usado por DJs del lote de cuatro que lo componen.

La música, así como las imágenes, ocurrieron gracias a una serie de felices accidentes geográficos provocados por el trabajo de Emilio como sommelier. Así que aprovechamos el tener la primicia del vídeo en NNM para ponernos en contacto con el argentino y, de madrugada antes de uno de sus viajes al fin del mundo para trabajar con el vino, preguntarle por lo que ha pasado en su vida un poco antes, durante y un poco después del lanzamiento. Spoiler: incluye recomendaciones de vinos.

– Ya van cinco meses desde el lanzamiento de La Púrpura del Ocaso. ¿Cómo evalúas todo lo que ha pasado con él?

Una excelente experiencia de probar nuestra capacidad y conocer amigos o artistas nuevos que se asoman a hablarte y compartir. Trabajar con Sanfuentes fue hermoso. Él es un caballero, cuidó mi instinto amateur y diferente.

– ¿Imaginabas al hacerlo que podía llegar a tener ese impacto?

Lo mejor que tiene la música que creamos es el impacto, pero en diferentes grados. Me pasó que mi familia hizo el esfuerzo de conseguir una bandeja para escucharlo en vinilo, como también ver artistas de talla grande usando “Silencio Carmesí” como juguete nuevo para la pista.

– ¿Alguna respuesta de algún artista que te haya emocionado en particular?

Me reservo el nombre, pero recibí un e-mail de otro artista (de Berlín) que le había enviado este tipo: “Who the hell is Rous!”

– Para ser un artista relativamente nuevo, has podido desarrollar un sonido y una narrativa en tu música bien única. ¿Cómo ha sido ese proceso y en qué te has inspirado para poder lograrlo?

No creo que todavía tenga mi sonido desarrollado, espero que siga mutando. Estoy seguro de que tiene una narrativa e intensidad en todo lo que hago; es mi forma de ver el arte y también como vivo la vida, algo que también espero que siga mutando a la espera de grandes desafíos. Creo que si no sos intenso en tu postura e impostura en la búsqueda se queda corto en todo. A menos de que estés meado por Dios o el diablo o los illuminatis, jaja.

– Y en el caso puntual de La Púrpura del Ocaso, ¿cómo afectó al resultado las condiciones en las que lo hiciste?

Eso me come la conciencia, como también me tranquiliza, y es “la tecnología” el bicho snob, mutante y complejo. Espero conseguir de manera mágica instrumentos que le den un peso más sólido a mis pistas. La economía de mi país es aberrante para desarrollar inversiones y eso te permite también ser más “dadaísta” con los materiales y saber que, más allá de la pobreza en el estudio, está la capacidad creativa de desarrollarte.

– ¿Cómo crees que ha ido evolucionando de la movida regional de música electrónica?

Evoluciona quien persevera, pero son muy pocos. Cada vez que opino con amigos de Argentina sentimos lo mismo a distancias. La subcultura está dividida al público que quiere masificación y los que buscan un sello definido. Sucede que hay una nueva cultura de pibes, de diferentes clases, que se juntan a ver un DJ internacional en bodegas o campos gigantes y uno tiene que armar alguna fiesta donde exista un bache de semana, que no venga algunos de esos DJs “Juan Van Tungelberg”, porque lamentablemente con la persecusión policial y política a las fiestas underground han logrado que uno tenga que organizar algo más complejo, con muchos gastos e inversiones. Pero a la larga el que persevera triunfa, porque todo cae en su propio peso.

– Cuéntanos sobre el video que estamos estrenando. ¿Cómo se te ocurrió la idea y con quiénes la trabajaste?

La idea parte de… ¡no me acuerdo! Jaja. Soy muy fan de John Waters y tengo su libro Mis modelos de conducta como una biblia.
Justo estaban de visita mis amigos de Buenos Aires y decidí molestarlos con la idea del vídeo. De hecho, en el final se pueden escuchar fragmentos de audio en los que todos discutimos el desarrollo del clip. Para hacerlo, le pedí a mi novio, Franco, que agarre su cámara y a mis amigos para filmar. Fue una aventura de lo más divertido que hemos hecho. Los hice caminar horas para llegar al destino deseado, cruzando fuertes torrentes con bolsos y cámaras.

– Siempre pensaste en “Silencio Carmesí” como la canción a trabajar con imágenes o la decisión vino después de lanzarlo?

“Silencio Carmesí” es el track hecho para los demás. De hecho, es dedicado a los amigos DJs que esperan más de mí para la pista. Entonces tiene un tinte más divertido, no es tan introspectivo. Cuando necesité hacer un vídeo, obviamente pensé en él.

– El video está lleno de simbolismos. ¿Cuál es el significado detrás de ellos?

La oscuridad y la luz en el camino. La copa representa el mal, por eso cuando beben “el Carmesí” aparece la bruja (la genia de mi amiga Templa Zeta) que les come el mapa. Y el espejo es la luz al final, que encandila e irradia como The Chica, que los guía hasta el tesoro que soy yo.

– Vemos que aquí aparece nuevamente el vino, que es tu otra pasión. Si tuvieras que comparar tu música a alguno en particular, ¿a cuál sería?

Esta pregunta la debería tener re preparada pero no es así, jaja. Intensidad, notas de pimienta, olor a damascos secos y hierbas silvestres; color amarronado y taninos altos. ¿Soy un deseado cabernet sauvignon? No sé, pero son las 8:23 am y me dieron ganas de tomar un vino.

– ¿Nos puedes recomendar algunos vinos de tu zona que te hayan volado la cabeza últimamente?

¡Eso sí! Sin pensarlo, aquí van:
Mantra Cabernet Sauvignon 2012 (Bodega Patagónica del enólogo Mirás), increíble y sorpresivo. Un cabernet del sur.
Cuvellier de los Andes Gran Vin 2010, el vino que enamoró a todos mis amigos.
Dolium Cabernet Sauvignon 2002, el vino que me volvió loco por el vino.
Nicolás Catena Zapata 2007, el gran vino de Argentina.
Laborum El Porvenir Torrontes
Diamandes Viognier
Ernesto Catena – Alma Negra.

– Después de este EP has presentando un par de canciones en compilados. ¿Qué otras novedades musicales vienen para este 2017 en el camino de ROUS?

Ay, ya tengo todo a medio cocinar y es un EP de techno bien arriba, para arriba. Mucho sub y mis vocales invocando una pista super alocada y queer. Espero lograr este año un disco pop que tanto espero.