Cristóbal Rawlins lleva años haciendo música. Pasó de Tío Lucho, una banda de punk, rock & roll y surf que apareció terminando el milenio, a su nuevo alias Raw C hace algunos años. Interesante mezcla de sonidos experimentales que lo ha llevado a ganarse su lugar dentro de la electrónica nacional. Un puesto merecido que ha ido de la mano con el trabajo que ha dispuesto con el sello alemán No. y con su partner a estas alturas, Atom TM.

En la previa de lo que será su participación en una nueva versión del festival Fauna Primavera, el próximo 10 de noviembre, conversamos con él sobre su reinvención y de esta experimentación que va rotando en sus discos. Un punto de vista interesante.

Patricio Guzmán: Hoy, ¿cuáles son tus influencias directas?

Raw C: Hablando de artistas que me gustan y que hoy este escuchando: Edward Artemiev, Texturen lll y Rainforest Spiritual Enslavement.

¿Cómo fue pasar de hacer básicamente punk y rock & roll, a una música definitivamente electrónica?

Cuando tocaba en Tío Lucho, mi participación eran los bajos, los cuales hacia con un sintetizador. Luego fui agregando más sintes y también programaciones. Desde aquí comenzó a desarrollarse en mí la posibilidad de hacer música electrónica.

Hubo una reinvención, podríamos decir…

Fue una reinvención por el lado técnico-instrumentista. La experiencia con las máquinas me llevó a encontrar lugares distintos, y donde el concepto musical fue surgiendo, sobre todo al inicio, desde un lugar nativo. Un impulso casi inconsciente que sólo responde a la sensación.

¿Y cómo ha evolucionado tu sonido desde Ego Split, tu primer EP?

Esto se ha producido a lo largo del tiempo dado el uso de diferentes y nuevos elementos, así como también de una mayor cantidad de pruebas y errores.

Llevas tiempo trabajando con el sello No. ¿Cómo ha sido esa experiencia?

Estar en No. me ha mostrado un panorama de propuestas muy interesantes, sin duda un privilegio. Así también encontrar grandes amigos.

¿En qué te inspiraste para crear Antebellum? Suena interesantemente caótico.

La inspiración es un perfume que viene y con el aire se va. De esto no depende la creación, al menos en mi caso. Para hacerlo, busqué el sonido que fuera lo más mecánico y gaseoso posible. Para los patrones fui más intuitivo y dejé que todo se fuera acomodando a medida que avanzaba.

Tuviste muy buenas críticas de los especializados con ese álbum… ¿Qué te provoca? ¿Mesura? ¿Motivación extra?

Últimamente, y desde siempre, he trabajado en diversos panoramas con diferentes músicos. Creamos según lo que está pasando en ese momento, es decir, que el motor de la motivación proviene de las personas ahí presentes.

Ventana, quizás, puede ser tu trabajo más experimental. ¿Cómo lo definirías tú?

Intentó ser una “abstracción industrial”, pero finalmente y como lo veo yo, terminó siendo el álbum más pop que he hecho hasta el momento.

¿Qué has podido aprender o sacar en limpio trabajando con Atom TM?

Alta data.

Fauna Primavera: ¿Cómo se viene ese show? ¿Qué podemos esperar?

Estoy preparando este show. El sábado escucharemos lo que resulta.

¿Qué te gustaría ver y escuchar del cartel de este año? 

Dengue Dengue Dengue.