Playa Gótica no es lo que piensas. No es una historieta de suspenso o una película de terror de la década del ochenta. ¡No! Es el resultado de música hecha por gente joven que lleva varios años tocando. Y de la mejor forma. Meteórica si se quiere, la carrera de Fanny Leona (voz y sintetizador), Cristóbal Loader (bajo), Carlos Fariña (guitarra y sintetizador) y Andrés Pipa Ugarte (batería), ha sido mirando hacia arriba. Alabados por la crítica por ese pop alejado de lo tradicional, con tintes indie algo más provocadores que realza el “sabor” al escucharlos, uno siente que no tienen techo.

A días de abrir uno de los escenarios en el Festival Fauna Primavera, nos pegamos una conversa sobre sonidos, historia, crecimiento y de oscuridad con tres de ellos. Gente con ganas, simpática y “con dedos pal’ piano” que está haciendo las cosas bien. O muy bien, diría yo.

Patricio Guzmán: Es bien especial la relación entre ustedes. Amigos hace años, pero todos venían de diferentes proyectos musicales. Podríamos decir que la escena nacional los juntó. ¿Cómo se dio esa reunión definitiva?

Fanny: Nos conocimos tal cual como estamos ahora: por la música. Así que, de algún modo, esto nos unió.

Cris: Nos unieron muchos amigos y lugares en común. La misma música y la noche.

Charly: Un nicho musical nos juntó. Géneros que vienen desde el punk e improvisaciones, en especial el Bar Uno.

Los han catalogado como una banda j-pop o simplemente pop, ¿la idea original siempre fue irse por ese lado?

Fanny: Creo es una de las muchas etiquetas que tiene nuestra música. Sinceramente estamos muy lejos de hacer j-pop. Si en algo se asemeja podría ser a YMO y un poco algunas voces al animé. Aún así de ser pop se acerca más al pop a secas. Nuestras influencias provienen del indie, rock, punk, y para nada tan contemporánea.

Charly: Ni uno ni lo otro. Creo que llegamos sin querer al pop. Nos encanta hacer música de distintos géneros. Desde un reggae, una balada o una canción más post punk. Siempre queremos superar barreras estilísticas, y el pop da esa libertad.

¿Dónde está lo gótico en ustedes? ¿O sólo se refieren a aspectos que no tienen que ver precisamente con la oscuridad más visceral? 

Cris: La palabra gótica estaba de moda ese mes que buscábamos nombres, parece. Pero nuestra banda no tiene nada que ver con eso, más allá de que algunos nos guste Siouxsie and the Banshees o The Cure. Eso se ve reflejado de alguna manera en algunas canciones. Podríamos decir que las letras en su mayoría son medias emo/tristonas, pero si es por eso hasta Lucho Jara es
gótico.

Fanny: La verdad es que el nombre un día apareció y ahí quedó. No le dimos una vuelta buscando que tuviera un sentido profundo. El disco no estaba listo, ni tocábamos en vivo. Una vez que todo tomó más vuelo el nombre terminó por encajar cada vez mejor.

Amigurumi (2017), su primer LP, tuvo muy buenos comentarios. ¿Qué es lo que más les gustó a ustedes del disco?

Charly: Satisfecho total. Pensar que comenzamos en una sala por hora juntándonos en mi casa, con una onda muy de liberación y pasarla bien. El proyecto empezó a tomar forma e identidad, y es ahí cuando nos pusimos la meta de grabar. En ese largo proceso creo que quedó muy bien. El feedback de la prensa y la gente disfrutando en vivo sólo da felicidad y euforia.

Fanny: Me encantaron las canciones rápidas. Me hicieron despertar un gusto por el ritmo que desconocía en mí y que pude entender mejor escuchándolas en el mismo disco, como “Extraños Visitantes” o “Soy Noche”. También me gusta mucho “Fuego”. El Amigurumi me dejó súper conforme.

Cris: Me gustó poder cerrar ese disco, esa etapa. En un momento pensamos que no terminaría nunca. Ahora lo veo con cierta distancia y fue un gran aprendizaje en términos de cómo hacer nuestra música y cómo registrarla. Tratamos de hacer un álbum lo más ecléctico y entretenido posible dentro de nuestras capacidades.

“LA VERDAD ES QUE MEDIÁTICAMENTE NOS HA IDO MUY BIEN ESTOS AÑOS”

Desde que empezaron en 2014, el ascenso de ustedes ha sido rápido en un mercado nacional que cuesta. ¿Siempre supieron que iba a pasar?

Fanny: La verdad es que mediáticamente nos ha ido muy bien estos años, entrando a los festivales en los que uno no se imaginó que tocaría. No todo es éxito de todas formas. Ha sido un camino de bastante esfuerzo, inversiones y dedicación. Pero es bastante inestable el mercado.

Cris: Si hablamos de un ascenso en referencia a salir del underground puede ser, en términos de que tenemos más atención de los medios, pero seguimos compartiendo escenario con casi las mismas bandas de un principio. Santiago es un pañuelo.

Charly: Creo que es porque somos honestos con nuestra música. Lo bueno es que cada vez podemos tocar en mejores lugares y exponer nuestra mutación.

Con respecto a lo anterior, ¿cuál era el grado de seguridad que tenían a la hora de embarcarse en este proyecto, teniendo en cuenta que habían pasado por otras bandas que no tuvieron mayor éxito?

Cris: La verdad es que desde un principio nunca nos propusimos “ser esto o lo otro”. No teníamos más expectativas que pasarlo bien haciendo música y compartir. Cuando grabamos nuestra primera canción nos dimos cuenta de que igual podíamos hacer la música pop que nos gustaba y que podía ir creciendo con el tiempo.

Fanny: Al entrar a la banda con los chicos y convertirnos en Playa Gótica no había ni una seguridad de nada, ni siquiera de sacar un disco, ni hacer videoclips o todo lo que hemos vivido. Es un proceso que se ha ido desarrollando a medida de que crecemos.

¿En qué momento de su carrera, a nivel banda y en lo personal, llega esta invitación a Fauna Primavera?

Cris: Llega en un excelente momento, porque el festival este año está tremendamente entretenido y quería estar ahí sí o sí. Me tiene muy contento y probablemente sea el mejor festival que hemos tocado a la fecha.

Fanny: En un momento súper especial, ya que estoy sacando a la luz mí proyecto solista que sentía estancado. Entonces es como un despegue en ambos ámbitos junto con los Playita. En lo personal me hace sentir que estamos haciendo las cosas bien. Un verdadero regalo. Vamos con un equipo muy lindo a puro ir a gozar las bandas que vienen.

Charly: La curatoría del festival es de lujo. Estar ahí es un plus. Vamos pa’ arriba.

¿Qué podemos esperar el sábado 10 de noviembre en el Festival? ¿Cómo se viene ese show?

Fanny: Será un show reducido pero intenso, estaremos con unos chicos en bronce para subir aún más las revoluciones. Será un muy buen golpe de energía para los que asistan para comenzar la jornada.

Cris: Los amiguines en los bronces serán un gran aporte para “agrandar” nuestro sonido en vivo y mostrar algo distinto a lo que venimos haciendo hace como 40 años.

Charly: Intenso. Con ganas de que lleguen los curiosos que no nos han visto. Les tenemos un show con unos invitados y con visuales. ¡Nos vamos a hacer tira!