De niños les debe quedar el alma y el nombre. El vuelo y madurez que ha agarrado Niños del Cerro ha sido tal, que ya se les escuchó en el famoso Primavera Sound con excelentes secuelas. Pero también la escena nacional ha sabido de ellos desde hace un buen tiempo, gracias a recurrentes tocatas, apariciones en festivales y su muy bien criticado primer trabajo Nonato Coo (2015). No es gratis. Todo ha sido a punta de trabajo y profesionalismo.

Así se mueve hoy el quinteto formado por Simón Campusano (voz y guitarra), José Mazurett (batería), Felipe Villarubia (bajo), Diego Antimán (teclados) e Ignacio Castillo (guitarra), quienes estarán abriendo los fuegos del noveno aniversario de Club Fauna, este sábado en el Teatro Teletón. De esa importante cita, su evolución musical, los preparativos de su gira más ambiciosa, pero por sobre todo, de su último álbum que lanzan hoy, llamado Lance, conversamos con Simón. La mesura es lo de ellos, un atributo que seguro los llevará a la cumbre.

Patricio Guzmán: Un tremendo primer semestre, ¿cómo lo ven ustedes?

Simón Campusano: Ha estado bastante provechoso. Harto movimiento pero tampoco ha sido tan vertiginoso como se ve hacia fuera. Ha sido todo muy gradual y fruto de nuestro propio trabajo, en conjunto con Quemasucabeza.

¿Cuánto han madurado desde su anterior disco? Lance suena muy bien, aunque podremos escucharlo completamente hoy viernes y dar una opinión definitiva.

Hemos “madurado” en muchos aspectos. Lo más evidente es la producción. El disco nuevo suena mucho más hi-fi que el Nonato Coo, algo que siempre estuvimos buscando pero tampoco quisimos forzarlo para nuestro primer disco. Sentíamos que era el momento indicado para dar ese paso, puesto que ya estábamos generando los recursos que necesitábamos para lograrlo.

¿Y desde la composición?

También hay mucho crecimiento. Yo, como músico, intérprete y compositor me siento mucho más seguro y suelto. Creativamente estamos en un buen momento. Este álbum es mucho más colaborativo producto de lo mismo, del oficio que ganamos tocando mucho estos dos últimos años.

Según lo anterior, ¿cómo fue el proceso creativo? ¿Cuánto duró?

Un poco más de un año. Nos tomamos muy en serio la pre producción, porque queríamos grabarlo en vivo. Ensayamos mucho y los temas se abrieron más a esta nueva dinámica que tenemos ahora, un poco más colectiva. Los featuring de Chini y Martina fue lo último que grabamos y terminaron de cerrar los temas.

¿Por qué eligieron el sexto track como nombre del LP? ¿Algo en especial?

Sentimos que “Lance” es el tema clave. Tiene un poco de todos los matices del resto de las canciones. Parte como un tema pop, con versos y coro, después pasa por una larga sección de ruido y se vuelve a construir de a poco. Retrata muy bien todo lo que quisimos hacer en este disco: un pop bien esquivo.

Volvieron a trabajar el arte con Maya Bayer, ¿cómo fue esa pega?

Lo de la Maya también fue muy natural. Es mi polola así que entendía perfectamente lo que queríamos hacer para este nuevo trabajo, por lo mismo ha estado involucrada en toda la propuesta visual que hemos ido armando este tiempo, desde las fotos de banda hasta la portada del disco.

Ya habían trabajado con ella…

Hicimos los dos singles anteriores y nos había gustado mucho el resultado. Ahora para la carátula del disco era lógico usar los mismos recursos pero un poquito más trabajados y expandidos. También nos ayudó mucho la Dona, que es la diseñadora estrella de Quemasucabeza. Ella se encargó del interior de la versión física que vamos a lanzar en un tiempo más, además de ayudarnos mucho con la carátula desde lo técnico.

“NOS GUSTA CÓMO QUEDÓ EL DISCO”

El destacado sitio web Getintothis habló maravillas de ustedes por su participación en Primavera Sound, ¿cómo viven las buenas críticas que están recibiendo de distintas partes?

Es súper estimulante, sobre todo cuando se refieren a nuestros shows en vivo, que es donde más energía ponemos.

Por lo mismo, hay varios grupos y solistas nacionales con unos en vivos notables, desde ese punto de vista, ¿en qué momento creen qué está la música chilena?

Hay cosas interesantes pasando todo el tiempo. Si bien en Santiago al menos ya no existe esa energía del 2015 y 2016, cuando se sentía que estaba todo pasando con el pop de guitarras, ahora hay espacio para muchas propuestas distintas. Ya no es todo sólo guitarras, como se creía en un momento, ni tampoco sólo pop de sintes como lo fue cuando se hablaba del “paraíso del pop”.

A punto de sacar su segundo álbum, ¿qué los tiene más orgullosos?

Nos gusta cómo quedó el disco. Pudimos trabajarlo con tiempo y las cosas se fueron dando de a poco. Siento que el momento es el indicado para compartirlo al mundo y eso me tiene muy satisfecho.

Aniversario Club Fauna, ¿cómo se viene esa presentación?

Se viene un show exclusivamente con temas del disco nuevo. Vamos a darlo todo y de ahí relajarnos para ver a Animal Collective, por fin.

¿Qué viene para ustedes luego de Club Fauna? ¿Gira? ¿Tocar fuera de Chile? 

Se viene el Neutral, que también nos entusiasma mucho ser parte del cartel, celebrando los 20 años de Quemasucabeza y compartiendo con bandas como Taller Dejao, que son una tremenda influencia para nosotros. Después, en octubre, nos embarcamos en la gira más ambiciosa que hemos armado hasta ahora, pasando por varias ciudades de Argentina, Perú y finalmente México. A la vuelta de eso seguiremos girando por Chile y partiendo el último mes de este año vamos a lanzar el disco en vivo, como corresponde.

Puedes seguir a Patricio Guzmán en su cuenta de Instagram.

Para más información sobre el nuevo disco de Niños del Cerro, además de una sesión en vivo en un formato especial, puedes escuchar su paso de esta semana por el programa Tierra Parlante, de Red Bull Radio: