2017 fue el año en el que el sello Cazeria Cazador dio sus pasos más firmes hasta ahora, tras haber mostrado interesantes promesas en 2016 y haberse instalado como un actor relevante en el underground local, ya sea por lanzamientos, la presencia de sus artistas en las más diversas fiestas o por sus propios eventos, caracterizados por rescatar lugares en desuso. El trabajo fue recompensado con un inusual logro por estos lares: el sitio Mixmag los eligió como uno de los 20 sellos más relevantes del año, en esta lista 2017.

Matías Contreras es su co-fundador, y además el encargado de la línea gráfica, pero este año pudo dedicar más tiempo a trabajar en su proyecto musical Mas569, para así desarrollar un EP de seis canciones que saldrá a principios del próximo año. Aprovechando todo eso, y que esta noche se presenta en la última fiesta La Once 80 de este año, aprovechamos de conversar con él.

NNM.cl: Hola, Matías. Primero que todo felicitarte a ti y al sello por el reconocimiento de Mixmag. ¿Cómo se lo tomaron?

Mas569: Nos sentimos felices y agradecidos del staff de Mixmag por incluirnos en la lista. Este tipo de reconocimientos te da ánimo para seguir trabajando con más ganas y confianza en lo que crees. Suena super “Aplaplac”, pero es lo que sentimos. Esto me hace pensar en lo paradójico que es cuando gente de tan lejos reconoce tu trabajo y acá, cuando es el momento de mostrar producto nacional, invitan primos, amigos y vamos devolviendo favores. Las decisiones aquí las toman muy pocos y es una lástima que esos pocos tengan su criterio tan trastocado por el día día que pierdan la objetividad, haciendo un juicio valórico en vez de pensar en la música.

Existe un dilema en escenas como la chilena, lejanas al eurocentrismo o de Estados Unidos, sobre cómo fortalecerse sin el reconocimiento de medios que no suelen poner el foco en lo que pasa fuera de allá. ¿Cómo fue esa historia inicial para Cazeria Cazador?

Mas569: Desde el principio, Cazeria Cazador es un grupo de amigos haciendo lo que nos gusta y lo más importante siempre ha sido la música. El contacto con la prensa es algo que siempre hay que hacer si es que quieres que tu trabajo y el de tus amigos lo escuchen muchas más personas. Chile es complicado, ya que industria como tal casi no existe, y la que hay funciona a una escala muy pequeña. Compararla con Europa o Norteamérica resulta algo bien triste. Hay que tener claro esta desventaja y atacarla como es. Desde acá todo es mas difícil, pero no imposible. Definitivamente la prensa es un punto importante cuando vives tan lejos de todo.

¿Y qué crees que tienen ustedes que han podido llamar la atención de medios así?

Mas569: Es graciosa esta pregunta, porque muchos han llegado al sello por la gráficas. Luego escuchan la música y creo que ahí algo pasa. Después van a las fiestas, se corre la voz y quizás con eso se hace un 360. No sé qué les llama la atención, pero bacán que sea así.

¿Cómo evalúas lo que está pasando con la movida en Chile actualmente?

Mas569: Encuentro que es falso. Hay todo una movida media asquerosa detrás; gente que no le interesa para nada generar cultura ni fortalecer a la escena, sólo buscan intereses personales y aprovecharse de lo que algunos generamos. Hay muchos estafeta y dobles caras. Personalmente, no me interesa mucho ser parte de esta movida ahora, es como un cuento medieval lleno de dragones, pócimas y traiciones. Todos la quieren hacer a toda costa y esas actitudes no sirven de nada. Pero, si de música se trata, creo que vamos bastante bien. Hay harta gente haciendo cosas y cada vez se van ganando su espacio. Hay mucha gente hablando y poca gente haciendo cosas, pero esos pocos se destacan.

Muy pronto estará disponible tu nuevo EP, que es una obra bastante completa con seis canciones que ofrecen miradas distintas. ¿Cómo fue trabajado y qué quisiste retratar con él?

Mas569: Lo trabajé a pura Coca light y bajones de media noche, jajaja. Bueno, no tanto, pero sí en buena medida. Es un disco que lo hice muy ansioso. En ese tiempo me costaba dormir, no me sentía muy cómodo con mi entorno y las cosas que me pasaban no me gustaban para nada. Fumaba caleta (cosa que sigo haciendo) y pensaba en exceso, o sea quemando neuronas sin estar realmente produciendo algo. Un día tomé el compu, que en ese momento era mi única herramienta para armar mi música, y tenía ganas de hacer algo más hiperactivo y que me relajara al mismo tiempo. Necesitaba quemar energía y por eso decidí hacer un disco que tiene harta percusión, que refleja mis ganas de querer quemar esa energía.

Me puse la presión de hacer esto y prácticamente no dormía. Por suerte conocí el Aeropuerto, que es un spot de comida que abre hasta las 5 de la mañana y quedaba a una cuadra de mi ex casa. En ese lugar me hice amigo de Cristóbal, un taxista que iba a la misma hora que yo a comer de noche. Nos topábamos y conversábamos, resultó volverse una compañía muy agradable y comencé a mostrarle mi música. Luego de un par de semanas ya era casi una rutina: él me daba sus comentarios y luego veíamos un episodio de Narcos en su taxi. Esto fue así hasta que lo terminé. Un día súper tarde, no recuerdo la hora, puse mi disco terminado en un pendrive y, cuando llegué, Cristóbal no estaba por ningún lado. Me acerqué al mesón y el dueño del local me dijo que había tenido un accidente y que había fallecido hace apenas un par de horas.

Me devolví muy triste a mi casa y a la mañana siguiente tenía la portada en la cabeza. Fui donde Cesare y la hicimos en un par de horas. A Cristóbal le gustaba tomar leche fría y era lo único que pedía siempre cuando llegaba a nuestro spot. El día que murió me lo imaginé volviendo del accidente, hecho mierda, sangrando por todos lados y que al llegar al mesón hubiese pedido su típico vaso de leche.

Quizás por eso en él se notan elementos percusivos bastante potentes, que van en la línea de otras cosas de Cazería Cazador, pero también hay una mirada más personal en elementos melódicos y hasta nostálgicos. 

Mas569: Es un disco desordenado, que no pensé mucho. Iba metiéndole cosas que me iban agradando en el momento. No sabía si estaban bien o mal. Estaba feliz, depre, ahogado por tanto fumar, triste, con energía, sin energía, todo al mismo tiempo. Armar este disco me ayudó un montón.

Ahora que ya está terminando el año, ¿qué tienes planificado para el 2018 y qué metas te has trazado?

Mas569: Tengo ganas de hacer varias cosas, pero no me quiero poner presiones. Estoy tratando de retomar la escritura y ver antiguas amistades. A principio de este año comencé con la idea de armar un catálogo de reediciones de música latinoamericana de los ’80 y ’90’. Ya tengo harto material en carpeta y a mediados del próximo año estreno el proyecto con el mítico Trulepa de Mimilocos.

¿Y qué viene para el sello?

Mas569: Con el sello vienen varios releases, giras, fechas y nuevos artistas que se unieron, que estaremos anunciando en el transcurso del próximo año.

Ni de Noche, Ni de Día estará disponible el 8 de enero por Cazeria Cazador, en digital y vinilo. Puedes pre-ordenarlo en este link.