Parece que fuera ayer. ¡Sí! Mondo Club, a fines del año 2000, fue el espacio para que Marcelo Rosselot comenzara una carrera llena de música y elogios. Lo contactamos previo a lo que serán los 10 años de Fauna, en el Parque Mahuidahue este 9 de noviembre. Y tenía harto que contar. Le preguntamos muchas cosas del espectro musical nacional e internacional. Aquí lo que nos dijo.

Puedes seguir a Pato en Instagram.

NNM.cl: Mantenerse vigente después de 19 años no es tarea fácil, teniendo en cuenta que cada día aparecen nuevos DJ’s. ¿Cuál ha sido tu fórmula?

Marcelo Rosselot: La verdad, fórmula no tengo mucha. Quizás ser fiel a la música que me gusta y los estilos que son los que siempre he seguido en mis sets y producciones. Trato desde hace varios años de no caer en el juego de la moda. Si sigues ese concepto, nunca podrás tener una identidad propia. 

Entonces, ¿te ha ayudado el hecho de ser un DJ versátil que pasa por diferentes estilos como el techno-mininal, dub o acid?

Sí, absolutamente. Estos estilos siempre están presente en mis set. Me manejo y puedo hacer cosas interesantes, como poner distintos cambios (o marchas) si es necesario durante la fiesta. Además estos estilos se llevan bien tienen una coherencia unos con otros.

Hay trabajo…

El techno-minimal o acid son fórmulas que después de varios años como DJ desarrollé. Lo que no me gusta es tocar solo peak time tracks toda la noche. Es necesario bajar de vez en cuando para que haya un matiz necesario, para que la gente entienda mi propuesta musical. 

Has tenido la posibilidad de tocar en Europa y en otros lugares fuera de Chile. ¿Existe realmente una brecha muy grande entre lo que ocurre acá y lo que pasa allá?

Diría que la diferencia mayor son muchas veces los fee o pagos. Por ejemplo, en el pago a un DJ que además produce y ha editado en algunos sellos conocidos, la diferencia es bastante. También la parte técnica de los lugares en donde tocas. En Europa, en general, es muy profesional. 

¿Y en lo musical?

Si buscas acá hay gente muy talentosa, tanto o más que allá, pero hay que buscarla con pinzas. 

Según lo anterior, ¿qué te parece la nueva escena electrónica nacional?

Me parece que hay mucha gente que quiere tratar de figurar y pocos son realmente amantes o apasionados de la música y del trabajo que significa ser DJ. Hoy está todo muy fácil y la pérdida de estos filtros han hecho que entre cualquier persona que muchas veces no tiene la pasión necesaria. Te pongo un ejemplo: cuando tenías que tocar en vinilo, antiguamente, también era un filtro importante, porque tenías que ir a buscar, escuchar, encargar, investigar, ahorrar para comprar lo que buscabas. Además, tenías que tener mucha paciencia, lo que dejaría fuera a muchos aficionados hoy en día.

La tecnología también ha ayudado a limitar el esfuerzo…

Ahora abres Google, buscas unos sitios piratas y te descargas las canciones gratis que guardas en un pendrive y estás listo para tocar. Le hacen un tremendo daño a los productores y a la música que supuestamente todos amamos. También hay casos de DJs que están haciendo las cosas muy bien, pero son los menos. 

En periodismo se habla de que hay más periodistas que medios donde trabajar. A tu juicio, ¿crees que hay más DJs que lugares apropiados donde tocar?

Lugares hay varios. Ahora, lugares apropiados hay mucho menos como dices. En tu acertada pregunta, lugares con buen sonido, buena cabina, monitoreo, mixer, tornamesas, etc., son difíciles de encontrar. Siempre hay una parte de esto bien y otras regular.

“TENER UN SELLO Y HACER VINILOS ES POR AMOR EL ARTE”

Marcelo Rosselot es un nombre recurrente en fiestas y presentaciones. Eso, de alguna forma, ¿te obliga a estar creando constantemente? ¿Hay cierta presión?

No sé si presión, como es algo que me gusta y apasiona, pero hay que estar escuchando música, además en vinilo, comprando esto o lo otro. Darse un tiempo para producir en el estudio, etc. 

¿Y hay tiempo?

Con dos hijos, una familia y varias otras cosas que hay que hacer, siempre tengo el tiempo. 

Por estos días, ¿en qué está el sello Andes Music?

Hemos tenido que darle una vuelta a todo con mi socio, Óscar Mendoza, que vive en Copenhague. Pero tenemos dos discos completos para sacarlos del horno y estamos en la búsqueda de cerrar otros más para el 2020.

Harta pega…

Tener un sello y hacer vinilos es por amor al arte, porque con suerte empatas. Aunque a nosotros nos deja muy orgullosos cuando sale un nuevo vinilo. 

¿Qué te parece el trabajo que ha hecho Fauna para armar eventos con altos estándares de calidad?

Me parece que es gente que viene trabajando hace rato en cosas buenas. Buena producción, sonido, artistas y bandas interesantes. Además que incorporen un escenario Boiler Room al festival es increíble. O qué decir del club Noa Noa, en donde toco casi todos los meses desde hace un tiempo, como parte del colectivo Newen.

Eres uno de los grandes invitados, ¿qué se siente ser parte de este décimo cumpleaños?

Estoy muy contento de que nos hayan invitado junto a Alejandro (Vivanco). Es una alegría participar en el festival aportando nuestro lado musical y representar a la gente que se siente identificada por esta línea de la electrónica. La invitación llegó al colectivo Newen, que somos ocho, y vamos en representación de ellos. 

¿Puedes adelantarnos algo de lo que tocarás en este b2b con Alejandro Vivanco?

Nos vamos a juntar en estos días para definir un poco hacia dónde vamos a apuntar musicalmente. Ese día, aunque ya nos conocemos hace muchos años por la amistad que nos une, vamos a seguir nuestros sonidos característicos y hacer que la gente lo disfrute. 

¿En qué estarás luego de este aniversario?

Estoy terminando unos tracks, trabajando en proyectos con gente como Miguel Tutera y Alexi Délano, viendo unas fechas en Brasil y organizando un mini festival con Newen.