Con la llegada de la primavera, la agenda de actividades musicales se pone bien intensa en Santiago. Y no todo es Fauna Primavera, claro está. Este viernes, en Bar Loreto, el dúo Ibiza Pareo vuelve a Chile después de haber participado en la Feria Pulsar de 2015. Lo harán para protagonizar una nueva fecha del ciclo Doga, una con un cartel 100% femenino, y que tendrá con las trasandinas una muestra de todo lo mucho que ha pasado en este tiempo con ellas. Un nuevo disco, un Sónar Barcelona y mucho más. Era pertinente ponerse al día entonces. Esto nos contaron:

Nicolás Castro: Hola, ¿cómo están? Ya ha pasado un tiempo desde su última visita, que además ha estado llena de cosas que iremos hablando en esta entrevista. ¿Cómo se sienten de volver a Chile y cómo ha sido su relación con el país y sus artistas desde que comenzaron?

Ibiza Pareo: ¡Hola, Nico! ¿Cómo estas? Estamos muy felices de poder regresar a Chile a compartir nuestra música. Desde hace tiempo queremos visitarlos. Hace tres años tuvimos la suerte de ser convocadas a la Feria Pulsar y quedamos fascinadas con la movida aquí. Nos sentimos muy cercanas a lxs diferentes artistas pop chilenos, la verdad. Con varios artistas nos hemos cruzado, tanto en Argentina como en otros países. Por ejemplo a las Marineros las conocimos cuando vinieron para acá y luego ellas se fueron de gira y nosotras también, y coincidimos en varios lugares. Nos vimos en Nueva York, Chicago y luego México. ¡La pasamos muy bien! También con Javiera Mena nos cruzamos en España y en Argentina le abrimos su show en La Plata. Javi es lo más, hace tiempo la conocemos. Siempre se dan una charlas muy interesantes. También tocamos con los Fredi Michel, cuando vinieron hace unos años. Y además nos gusta mucho la movida electrónica, amamos a la Mamacita, al Diegors… La verdad seguimos bastante lo que está pasando allá, nos encanta y tenemos varios amigos también, así que se dan cruces permanentes.

Vienen a presentar Bailemos Juntas, su segundo disco. ¿Qué tiene de distinto con el primero, según ustedes? Tanto en lo consciente como en lo fortuito.

Es un disco que hicimos con mucho amor, al igual que el primero. Lo distinto radica en cómo suena y la experiencia y crecimiento volcado en todos los aspectos, desde la composición hasta cómo queríamos que sonara. Desde el lanzamiento del disco debut estuvimos tocando mucho y esa experiencia que nos dio el vivo fue vital para el armado de las nuevas canciones. También suena mejor que el primero, ya que en su gran parte fue grabado en un estudio.

En su música pareciera convivir un “caos” que han aprendido a manejar muy bien, en términos tanto de estilo y ánimo. ¿Cómo ha sido ese proceso?

Jaja, con naturalidad. Así nos sale. No lo vemos como caos, o en todo caso es un caos orgánico. Todas las cosas que hacemos son un reflejo de nosotras y en algún lugar encajan entre sí, más allá de que tengan formas diferentes.

¿Podrían conseguir ese mismo manejo en un formato distinto al LP? Claramente son artistas que, pese a tener un pie en el mundo del club, creen todavía en este formato que es más del pop.

Si, claro. Nosotras hacemos música mas allá del formato. Nos divierte hacerla y compartirla. Creemos que un álbum refleja conceptualmente un determinado momento de un artista y eso es lindo. Nosotras disfrutamos mucho de escuchar discos y por eso nos gusto sacar los nuestros así. También hoy se consume la música de una manera diferente, por eso está bueno pensar en otras formas de lanzamientos. Nosotras intentamos hacer lo que queremos, lo que sentimos. Por ahora nos salieron las canciones de una forma que las sentimos así, tal vez lo nuevo venga diferente.

¿Y cómo es militar un poco en los dos mundos? Al menos acá en Chile parecen estar bastante lejanos.

Jajaja, acá también lo es. A veces es como que no pertenecemos enteramente a ninguno de los dos mundos. Tenemos una mezcla entre la canción y la electrónica que a veces nos hace tocar a las 3 de la mañana en una fiesta, o a las 3 de la tarde en un festival de bandas. A nosotras nos encanta esa mezcla, es algo muy de nuestra esencia. Sería lindo que se unieran los mundos, pero mientras tanto nosotras disfrutamos de cada fecha y nos vamos haciendo nuestro propio lugar.

Eligieron volver a trabajar nuevamente con Ismael Pinkler en este disco, pero también estuvo Ale Sergi. ¿Qué aportaron cada uno en este álbum?

Ambos son unos genios con los cuales fue un placer trabajar. Ismael, además de ser un talentoso productor y DJ, es amigo. Con él hicimos casi todo el disco. Nos juntamos desde que teníamos las primeras maquetas y después vino la grabación, la mezcla y el master. Nos llevamos muy bien con él, nos entendemos y nos encanta cómo piensa y cómo trabaja. Él nos interpreta e intercambiamos conocimientos y formas mientras trabajamos mucho. Es super enriquecedor. La experiencia de grabar en el estudio con él fue muy linda. Todos aprendimos. Y eso es hermoso.

Con Ale Sergi también lo fue. Nuestro sello, Geiser, nos dio a elegir a un productor para que produjera una canción del próximo disco y lo elegimos a él. Nos llevamos muy bien y fue un lindo aprendizaje trabajar juntos. Es muy cordial y comparte su conocimiento, que eso en un artista es bello de ver. La experiencia de grabar “Loba de Noche” con él nos llevó a estar más preparadas y bien decididas a cómo queríamos encarar el segundo disco.

Uno lee y escucha mucho sobre esto, pero es distinto vivirlo desde adentro: ¿cómo afecta el clima político y social que se vive hoy en Argentina para hacer y ver música? Parece verse una reactivación de mucho talento local.

Esta súper difícil. Tenemos un gobierno que está destruyendo el país, sembrando el miedo y el odio. Podríamos escribir mil páginas de esto pero es un bajón. Ya vivir está difícil, imagínate para hacer música. Hay que trabajar más y en el tiempo libre dedicarte a tu pasión y, con los precios del dólar, comprarte un instrumento modesto es una locura. Si bien parece todo desalentador, como en todos los tiempos difíciles estamos todos resistiendo y dándolo todo. Con la música que hacemos, con nuestras herramientas, con alegría, con amor, porque somos muchos y nos apoyamos entre todes.

Hay mucha creatividad y ganas de hacer y artistas increíbles en todo el país. La música y el baile nos salvan, nos dan ese momento en el que volvés a tu esencia, te sacas de encima tu día, te liberas. Sos vos misma y eso te da fuerzas para luchar por lo que querés.

Este álbum ya las llevó a tocar por Europa, y especialmente en el Sónar de Barcelona. ¿Cómo estuvo esa experiencia?

¡Viajar a España fue lo más! El Sónar es muy mega. Todo super interesante, las cosas para ver desde los laboratorios del Sónar+D, como todos los DJ sets y live shows. Muy buena onda toda la gente. Hicimos muchas notas para prensa y radio y todos nos trataron muy bien. Nos sorprendió el interés que había por la escena argentina de bandas y por la situación actual, el rol de la mujer, el movimiento Ni Una Menos. Fue muy flashero. También tocamos en Ibiza, en San Sabastián y en el pride de Madrid. Fue soñado.

¿Qué tienen preparado para su show del viernes en Bar Loreto?

Vamos a estar tocando temas de nuestro nuevo disco y capaz algún temita del primero. Estamos como locas de ganas de tocar. Esperemos que sea una noche hermosa de música para compartir entre todxs.