Carolina Stegmayer e Ismael Pinkler, Carisma, sienten la música a toda velocidad. Con pasión. También la crean de la misma forma, tal cual su vida en pareja. Eso es personalidad, dotes, gracia y tener un concepto claro de lo que se comparte en el estudio, en un escenario y en la vida íntima. Años en la escena electrónica latinoamericana, desde el otro lado de la cordillera, el dúo argentino se tomó el tiempo, antes de su arribo a Santiago para participar en los 10 de años de Fauna, para conversar en exclusiva con NNM. Entretenidos, dispuestos, con muchas ganas de estar lo antes posible en la cita del 9 de noviembre, le preguntamos de todo. Esto es lo que respondieron.

Puedes seguir a Pato en Instagram.

Foto: Marcelo Settón

NNM: ¿Caro + Isma = Carisma? ¿O el nombre proviene de otra conceptualización?

Carisma: ¡Sí! Viene de la unión de nuestros nombres. Siempre algún amigo viene a decirnos “recién ahora me doy cuenta de dónde sacaron su nombre”.

Tengo entendido que ya eran pareja cuando crean este dúo, pero, ¿cuándo deciden trabajar juntos y por qué?

En realidad no lo decidimos sino que se dio naturalmente cuando nos fuimos a vivir juntos. Ya éramos novios y compartíamos nuestro amor por la música, pero al irnos a vivir a un mono ambiente no quedó otra opción que fusionarnos al 100%. Estamos felices de que así se haya dado.

Si tuvieran que definir su estilo en un concepto, ¿qué podrían decirme al respecto?

Vivimos el día. No recapitulamos lo que propusimos en el pasado ni proyectamos mucho el futuro. La vida del DJ es puro presente, o así lo vivimos nosotros, que además de tocar nos gusta salir a escuchar y bailar a otros artistas, cosa que hicimos siempre.

Al conocerse tan bien en lo personal y artístico, ¿cómo son sus procesos creativos?

Mutan todo el tiempo. A veces hacemos todo juntos y otras cada uno trabaja por su cuenta. No tenemos roles pactados. En cuanto a la selección musical, nos pasa algo interesante. Cada uno elige su música, después todo eso se junta en una playlist nueva, pero suele pasar que nos quedamos con temas del otro. Nos encariñamos con el descubrimiento y después de un tiempo ya no tenemos claro qué es de quién. Son “problemas” que se dan por compartirlo todo. “¡¿Quién soy?!”, jajaja.

¿Cuál es la influencia e importancia de Matías Aguayo en vuestra carrera?

La primera vez que escuchamos a Matías poner música en Buenos Aires fue en el año 2002, en un club muy chico un día domingo y compartía la noche con Miranda! O sea que fue hace tiempo y todo cambió mucho desde ese momento. Siempre fuimos parte del underground de nuestra ciudad y eso te da la chance de escuchar músicos muy talentosos en su etapa de crecimiento. Es un clásico que vengan DJs muy conocidos actualmente y que los escuchamos junto a otras 20 personas hace más de una década en algún club local.

¿Y en el caso de Aguayo?

A nosotros nos gustó siempre su estilo, lo que hace, desde Closer Muzik a su carrera como solista. Cuando empezamos a editar nuestra música en el sello Cómeme, su aporte hacia nuestro trabajo fue gigante.

Con varios años tocando en el cuerpo, ¿qué opinan de la escena electrónica sudamericana?

La amamos. Vimos crecer a muchos artistas de nuestra generación y emerger a muchos nuevos talentos con personalidad, ganas de hacer cosas en sus ciudades y eso es algo que nos inspira mucho.

Según lo anterior, ¿ha evolucionado en los últimos años o solo ha crecido en cuanto a cantidad de DJs?

En el caso de Buenos Aires, en la actualidad hay un abanico de propuestas dentro del underground que a nosotros nos pone muy contentos. Incluso, dentro de nuestro estilo hay fiestas nuevas todo el tiempo, no sólo DJs. El concepto de evolución no nos cierra. Creemos que hay nuevos puntos de vista de cómo hacer las cosas y de cómo escuchar música. Es algo que va a ir mutando todo el tiempo.

Vienen a los 10 años de Fauna, ¿qué les produce esta invitación?

¡Ganas de tocar! Tenemos muchos amigos en Chile y amamos tocar allá, así que estamos súper entusiasmados con tocar en el Fauna.

Sus presentaciones están basadas en cosas propias, música inédita, pero también de otros artistas con los que tienen afinidad. ¿Seguirán la misma línea el próximo 9 de noviembre en Santiago?

Tocamos muy seguido y cambiamos el enfoque de cada set según la energía del presente. Actualmente hacemos sets en los que no ponemos ningún tema nuestro, ni de ningún amigo, y otros que están plagados de producciones inéditas nuestras y de la gente que nos rodea.

¿Y alguna sorpresita?

Nunca armamos de antemano un set y nos gusta que cada noche se dé como se tenga que dar, sin ataduras ni conceptos previos y así será en el Fauna también. Aunque, siendo una ocasión tan especial, obviamente nos van a dar ganas de tirar algún temita nuestro, jajaja.

¿Qué pueden esperar de Carisma los asistentes a este festival?

Introspección, sensualidad, bombos y riesgo.

¿Cuánto carisma tiene Carisma?

110%