Desde la primera vez que escuché un trabajo de los hermanos Ben y Louis Helliker-Hales me llamó la atención la originalidad que tienen al ocupar recursos de la música electrónica más antigua en sus producciones y aún así poder desarrollar un sonido que suena fresco. Justamente esa nostalgia, euforia, break beat, entre otras tendencias noventeras que resumen en este EP de dos canciones, hace que sea irresistible no dejarlo en repeat.
Tal como mencionan, el lugar donde lo escuches dictará el pulso de tus sentimientos. Si no es el lugar adecuado, probablemente no sientas nada.

Disponible ya en su bandcamp oficial.